Mas cerca de amar

16.07.2020

Lo que mas importa al ser humano es el amor, a pesar de las guerras, los conflictos, los egoísmos, la violencia; esto pertenece a un género de individuos que aún no se han humanizado y que ejercen el poder sobre los que buscan amar. Aunque no comprendan aún de qué se trata amar, los seres humanos buscan el amor por todos lados. Amar es lo máximo, así sea de una forma romantica, mistica, ideal, familiar, amistosa, fraterna, el amor es lo que más nos importa. Está latente en todas las artes y creaciones. Pero es hora de madurar, de pensar, reflexionar un poco sobre lo que, por estar tan cerca, no alcanzamos a ver. 

El amor empieza por uno mismo, esta es la máxima que hay que llegar a comprender y poner en práctica en la vida. Quien no se ama no ama aún. Si el amor está en déficit en ti mismo todavía es una mera forma de compensar tu carencia. 

Tengo la suerte de haberme encontrado en esta vida con una verdadera e inteligente investigación que me ha acercado a comprender el amor en toda su grandeza. La Energía de Amar es un libro que invito a leer, a sabiendas de darme cuenta que el calado que tiene es proporcional a la capacidad de sentir y abrir la mente para comprender el amor en términos de energía, la energía en términos de conciencia, la conciencia en términos de evolución, la evolución en términos de eternidad. ¿Quien quiere amar para siempre? ¿Quién va a permitir que, como rayo láser, el amor le traspase penetrando en lo más profundo? ¿Quién dejará que en su cuerpo se haga el vacío necesario para crear? ¿Quién se quiere encontrar consigo mismo a solas? ¿Quien quiere soltar definitivamente su sufrimiento? Andar este camino de amor propio nos va a llevar a distinguir donde está el amor verdadero. El libro La Energía de Amar me ayudó a encontrar en la alegría, la creatividad, el respeto, lo femenino y el agradecimiento, los indicios de un amor potencial que busca experimentar y hacer propia esta energía, para llegar a ser fuente de creación en el Universo. La tesis que propone esta investigación es que el pensamiento lo tenemos adquirido, pero el amor no y nos da claves para conseguir que, así como no podemos dejar de pensar, algún día no podamos dejar de amar. Entonces habremos dado un salto evolutivo y llegaremos a ser parte de los creadores eternos del Universo. Irradiar la energía de amar, como fuerza centrífuga que si bien se inicia en uno mismo, no puede quedarse para uno en exclusiva. El amor, aunque no se apropia de nada, es inclusivo porque tiene la capacidad de integrar y expandir lo amado. En fin, he de reconocer que es uno de mis temas preferidos, que estoy cada día a un paso más, por pequeño que sea, de acercar esta energía, de disfrutar de su riqueza infinita, de su vitalidad inagotable. 

En estos tiempos que corren, donde todo lo oscuro salta a la luz, debemos tener los pies muy en la Tierra y la mirada en el cielo para sentir y vislumbrar la energía de amar que mantiene en equilibrio nuestro mundo, a pesar de las guerras, los conflictos, los egoísmos, la violencia.